COMENTARISTAS

viernes, 24 de marzo de 2017

Besos de libro #141 El retorno (II)



No tenía ningún autocontrol.
Besar a Josie era lo último que debería estar haciendo, pero estaba cansado de luchar contra lo que ella quería. ¿Habíamos estado dirigiéndonos a aquello? ¿Estaba engañándome a mí mismo cada noche viniendo aquí, tocándola, y luego dejándola, pensando que no estaba construyendo algo entre nosotros?
Sí, era un tonto.
Pero mi boca estaba sobre la de ella, y la acción parecía haberla cogido por sorpresa; su cuerpo estaba rígido, pero yo insistí. A medida que mis labios se movieron sobre los suyos, algo se despertó, algo salvaje y eléctrico, y necesitaba más que eso… un gesto inocente. Tenía que ir más allá. Necesitaba saborearla.
Inclinando la cabeza, cogí su labio inferior entre mis dientes, mordiéndolo suavemente. Sus manos aterrizaron sobre mi pecho y sus dedos se agarraron a la camiseta que llevaba puesta.
Pasé mi lengua por su labio inferior, antes de adentrarme en su boca; un jadeo escapó de su boca. En el fondo de mi cabeza, pude sentir que no tenía experiencia, que debía contenerme, pero cuando sus labios se abrieron, profundicé de lleno, acariciando con mi lengua la de ella, saboreándola por primera vez. Y menuda mierda, el sabor fue directo a mis terminaciones nerviosas. Dejé caer mi mano por su espalda, apartando la delgada barrera húmeda que era su camiseta. Contuvo el aliento. La quería para mí. La agarré, profundizando el beso, hasta que uno de sus brazos se acercó, curvándose alrededor de mi cuello. Segundo a segundo, su cuerpo se relajaba contra el mío, y un sonido profundo y posesivo se levantó dentro de mí.
Aquello era una puta locura.
Pero no podía parar.
Saborear su boca, sentir sus labios contra los míos… lo había querido con tanta fuerza. La quería a ella. Tiré de su cuerpo acercándolo al mío, deslizando sus rodillas sobre la alfombra, encajando sus caderas donde yo quería que estuvieran. El sonido entrecortado que hizo en mi boca fue directo a mi polla y ella lo notó. No lo escondía, quería que lo sintiera.
Me agarró del pelo, tirando de mi cuello, y mordisqueé sus labios antes de levantar la cabeza y mirarla fijamente. Esas pestañas sedosas se abrieron. Nuestras miradas se encontraron. Tenía los ojos de un azul profundo; del color del cielo antes de anochecer.
Algo se movió dentro de mí. Me pasé la lengua por el labio inferior, saboreándola.
-Seth -susurró.


El retornoJennifer L. Armentrout 

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 22 de marzo de 2017

Las marcas de la muerte - Veronica Roth



Sinopsis
Hay dones que pueden convertirse en maldiciones. Y hay maldiciones que pueden liberar a todo el universo.
El don de la joven Cyra consiste en provocar dolor. El mismo dolor atroz que ella siente en todo momento. El don de Akos le hace inmune a los dones de los demás, pero ¿bastará para salvar a su familia y a sí mismo de un destino tan injusto como cruel? En un universo en guerra, los dones de Cyra y Akos hacen que sean vulnerables, peones en manos de quienes quieren aprovecharse de su poder. Su única esperanza reside en unir sus fuerzas para luchar contra la injusticia y… Convertir el dolor en poder. La desconfianza en lealtad. El amor en ansia de libertad.
_________________________________________

Este libro no entraba en mis planes de lectura porque después del final de Leal, Veronica Roth me dejó muy tocada y muy enfadada. Cuando me enteré de la publicación de Las marcas de la muerte todavía no se me había pasado.

Pero me llegó el libro tan bien presentado, con una taza a juego con una infusión (que, por cierto, estaba riquísima) que me picó la curiosidad y me decidí a empezarlo.

 

Tengo que admitir que desde RBA/Molino han sabido darle al libro un formato de lo más llamativo. Ese color azul intenso con las letras del título en relieve ya me tenían ganada por completo. Y lo que esconde en el interior es mejor todavía.

Al empezar a leer el libro, me topé con una sociedad nueva. Ya no tenemos facciones sino planetas alrededor de una asamblea que a su vez están dentro de un flujo de corriente. Contado así parece de lo más lioso, que es lo que me pasó a mí en las primeras 30-40 páginas del libro pero una vez pasados los capítulos iniciales, me metí de lleno en la historia y me tuvo enganchada todo el tiempo.

Podría decirse que Las marcas de la muerte es un libro que trata de viajes espaciales, pero básicamente se trata de la guerra entre dos naciones que cohabitan en un mismo planeta y estas dos naciones aseguran que el planeta es suyo y que el otro es quien lo ha invadido.

Y dentro de esta lucha será donde conoceremos a nuestros dos protagonistas. Akos y Cyra. Sobre ellos cae el peso de la narración pero de forma bien distinta. Veronica Roth ha decidido darle voz a Cyra para que sea ella en sus capítulos quien nos cuente lo que está pasando. Y lo hace en pasado.

Pero los capítulos de Akos no nos los cuenta él mismo sino que están narrados en tercera persona y en pasado quizás para darle una visión un poco más global a la historia.

Me han gustado los dos protagonistas porque tanto Akos como Cyra son los anti-personajes. No son los típicos protagonistas ganadores o los héroes de la historia. Cada uno va arrastrando su bagaje a pesar de que son bastante jóvenes pero la vida que han tenido los ha obligado a la supervivencia cada uno en su estilo. Y es como se van acoplando entre ellos y la relación y la química que surge cuando les es impuesta su presencia mutua.


La trama central del libro gira en torno a la lucha entre estos dos pueblos por la supremacía del planeta pero también hay una historia de amor que entre personajes enfrentados que no está para nada forzada en la historia porque tiene su importancia pero no es lo principal del argumento. Queda en un segundo plano.

Las marcas de la muerte es un libro bastante largo, son casi 500 páginas y la letra no es muy grande que digamos, pero no se hace pesado en ningún momento. Es una lectura adictiva que mantiene enganchado al lector en todo momento. Además, en mi caso, con la mosca detrás de la oreja porque ya conocemos a Veronica Roth y lo que le gusta hacernos sufrir.

Hablando de sufrimiento. Se le da muy bien describir las escenas de luchas, peleas, mutilaciones y torturas. Hay escenas realmente crudas y violentas a lo largo del libro. Pero las escenas de besos o algo más tiernas le salen muy descafeinadas. Vale que el libro trata de lo que trata pero un poquito más de chica tampoco le hubiera venido mal.

La nota final del libro, un 3/5, va a depender mucho la lo que ocurra en el segundo libro. He dudado mucho a la hora de puntuar el libro y durante muchas páginas era un 4/5 pero como no me fio de ella le he puesto un 3/5 y si me gusta la segunda parte como esta se la subiré a 4/5.

Las marcas de la muerte ha sido una sorpresa más que agradable. No me esperaba que me fuera a gustar tanto porque no me suelen llamar mucho los libros ambientados en el espacio pero este lo ha hecho y mucho. Espero con ansias la segunda parte porque nos ha dejado con muchos frentes abiertos y con algún que otro plot-twist que espero que nos resuelva en el siguiente libro. Por favor, no nos hagáis esperar mucho tiempo.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 20 de marzo de 2017

23 otoños antes de ti - Alice Kellen


Sinopsis
Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas. O al menos eso fue lo que Harriet Gibson pensó tras conseguir casarse allí con Luke Evans, el primer desconocido que se cruzó en su camino. Esos papeles matrimoniales eran todo lo que necesitaba para cobrar la herencia de su padre. Sin embargo, todo se complica cuando, dos años después, él da con su paradero y llega sin avisar al pequeño pueblo donde ella vive. Luke es testarudo y tiene la firme intención de conseguir el divorcio, pero Harriet no tarda en advertir que también es descarado, sexi y divertido; algo que termina siendo un camino tentador pero lleno de problemas. ¿Qué hacer cuando tu corazón toma la dirección equivocada? «A veces, un lugar perdido en medio del mapa puede ser el detonante para encontrarse a uno mismo».
_______________________________________

No lo he podido resistir pero ha sido caer este libro en mis manos y darle fin. Me ha durado dos noches porque era no poder parar de leer. Me ha gustado mucho más que 33 razones para volver a verte porque he empatizado con los dos protagonistas en todo momento, cosa que no me pasó con el libro anterior ya que a Rachel hubo momentos que no la entendí.


En 23 otoños antes de ti tenemos la historia de Luke y Harriet. Esa de la que Alice Kellen nos dio una pincelada en el primer libro y nos dejó con la miel en los labios. Es el turno de conocer a Luke Evans y todo lo que tiene en su interior, cuáles son sus luchas internas y qué le pasa. Porque ya lo conocíamos un poco pero aquí es donde realmente podemos ver como es.

Y me ha encantado como es. Porque siendo directo, llamando las cosas por su nombre y diciendo las cosas como son a la cara y sin pelos en la lengua y sin ningún tipo de filtro se ha convertido en uno de mis personajes favoritos a pesar de los tatuajes y de que con todo lo que larga (porque mira que es hablador) se guarda mucho para el mismo. Y esas luchas internas que tiene, ver su evolución y como va cayendo con Harriet me ha encantado.

«—¿Enamorado? —Sonrió como si la pregunta fuese divertida—. No, joder, no. Por suerte.
—No sé si deberías considerarte afortunado por eso.
—Dame una buena razón para no hacerlo.
—Porque, según dicen, el amor mueve el mundo. El amor nos impulsa a hacer estupideces y a equivocarnos y a arriesgar. Negarte a ello es como querer jugar una partida de póker sin apostar ni un céntimo; así no tiene ninguna gracia. »

Porque Harriet es el otro personaje que hace el tándem de esta historia y que funcione a las mil maravillas. Me ha gustado en todo momento por su sencillez, tímida como ella sola pero sacando las garras cuando es necesario. Me he encariñado con ella  porque es tan bonica que es muy difícil lo contrario.

Otra cosa que me ha gustado es la evolución que van teniendo como pareja. La complicidad que hay entre ellos es tan grande y tan bonita que los capítulos están llenos de escenas preciosas. Es una relación que va creciendo poco a poco y que se va viendo evolucionar con el paso de las páginas. Y esto ha hecho que llene el libro con post-its y porque me he controlado.

Pero no solo son ellos. El libro está lleno de personajes entrañables con los que me lo he pasado bomba. Y un buen ejemplo de ellos, son Angie y Barbara. La relación madre hija que tienen es muy especial y con sus diálogos me he reído un montón.

Si hay algo que no me ha gustado del libro ha sido... nada. Bueno, en realidad sí, que se haya acabado tan pronto pero eso ha sido culpa mía que me entró el ansia por leer y por saber que no dejé de leer hasta que lo terminé. Dos días. A este paso me arruino. No con este libro porque hasta el precio es bueno.

23 otoños antes de ti está dividido en dos partes. En la primera tenemos una sucesión de años por capítulos cortos en la que se nos cuenta la vida de Harriet hasta llegar a la actualidad contados de forma breve. Y la segunda, la novela propiamente dicha, está narrado en tercera persona y en pasado pero siempre teniendo como punto de vista a Luke y a Harriet. De forma que, aunque no sean ellos los que nos cuentan la historia de forma directa, podemos conocerlos muy bien y querer quedárnoslos para siempre.

De momento he leído todo lo que ha sacado Alice Kellen en papel y todo me ha gustado mucho. Solo me falta el que tiene publicado en Amazon y solo en digital por leer pero me quiero esperar a que este en papel. Así que ya sabes Alice, pero sin presión.

23 otoños antes de ti es de esas historias que no te quita la sonrisa de la cara mientras estás leyendo porque la historia es tierna, divertida, adorable aunque también tienen sus partes más duras. Una historia muy sencilla, con personajes sencillos que demuestra que se puede mantener la expectación del lector sin tener que recurrir a protagonistas millonarios con grandes pretensiones. La lectura de este libro deja una sonrisa en la boca y alguna que otra carcajada con las salidas de Luke y eso que también tiene sus partes duras. Me ha gustado mucho, mucho, mucho.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

Otras reseñas de la autora en el blog:


 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg